C/ Villanueva 27, 1º Dcha, 28001. Madrid (Madrid)
+34 91 319 4348
L-V de 9:00 a 21:00 | S-D cerrado

Es cada vez más frecuente encontrarse en las consultas de terapia a niños y adolescentes con graves problemas de autoestima y de autoimagen. En la gran mayoría el origen de la falta de autoconcepto y de valor propio proviene del mismo sitio: el bullying. El acoso escolar o bullying es un problema cada vez más presente entre niños y adolescentes en los colegios. Cuando de habla de bullying se hace referencia a un maltrato físico o psicológico que se produce de manera reiterada y prolongada a lo largo del tiempo. Este maltrato es ejercido entre compañeros. En estas situaciones los agresores suelen dirigirse a una víctima débil, frecuentemente de su edad y de su misma clase, en búsqueda de una sensación de superioridad sobre esta mediante el ataque continuo. Esta exposición continuada al maltrato puede tener como consecuencia problemas de autoestima graves en la víctima.

La terapia y el seguimiento de un psicólogo especialista en bullying juegan un papel importante en los casos en los que se está sufriendo acoso escolar o bullying.

Tratamiento del bullying y acoso escolar MadridPor un lado es fundamental que un psicólogo especialista en bullying pueda acompañar a un niño que haya sido víctima de este tipo de maltrato. La sensación de indefensión adquirida por el niño al igual que el daño que se haya podido hacer sobre su autoestima tendrán que ser trabajadas en terapia para que no influyan en su desarrollo emocional como adulto. Por otro lado, el trabajo en terapia con el agresor en ocasiones se nos olvida y es igual o más importante. Será importante entender las carencias que pueda tener este niño y trabajar con él en terapia para evitar estas conductas en un futuro.

La psicoeducación para educadores por parte de psicólogos especialistas en acoso escolar que formen a los mismos en signos de alarma para la detección de situaciones de bullying es una manera eficaz de prevención contra el mismo. Muchas veces no somos conscientes del acoso que se está dando hasta que este se ha convertido en un problema mayor.

Poder aprender a detectar el acoso escolar de manera temprana y frenarlo a tiempo sería la mejor solución para nuestros niños.

¿Qué es el acoso escolar o bullying?

Cuando hablamos de acoso escolar o bullying nos referimos a la presencia de violencia dentro del colegio, donde uno o varios agresores maltratan intencionalmente y repetidamente en el tiempo a otro compañero al que escogen como víctima. El maltrato es ejercido entre los alumnos. Este maltrato y persecución pueden ser tanto de manera física, verbal y psicológica. La prolongación en el tiempo de estas situaciones crean en la victima un sentimiento de indefensión que le incapacita a defenderse y escapar de esas situaciones por sus propios medios.

Normalmente, el agresor y la victima pertenecen al mismo colegio y suelen ser de la misma edad. La víctima del acoso escolar sueles ser un niño considerado por los demás como más débil o bien física o psicológicamente. El agresor tiene la necesidad de atacar a su víctima para lograr así un puesto y una sensación de superioridad frente a los demás y frente a sí mismo. Puede que los agresores sean más de uno, sin embargo en ocasiones no hay mas cómplices, pero tampoco defensores. El hecho de que los demás compañeros se mantengan en silencio es una manera de complicidad que aumentará la indefensión de la víctima.

El niño o adolescente que está siendo acosado muchas veces evita que los demás perciban su situación debido a la vergüenza que sienten por ello e intentan ocultarlo. Es por eso muy importante tanto para padres como personal del colegio estar atentos para prevenir estas situaciones antes de que se conviertan en un problema. Estos son algunos de los síntomas que presentan niños que están sufriendo bullying:

Signos comportamentales:

  • No quiere ir al colegio
  • Evita estar con compañeros
  • Baja su rendimiento escolar y las calificaciones
  • Abandono de actividades que antes disfrutaba
  • Aislamiento dentro de la familia

Signos físicos:

  • Al niño se le han roto o perdido cosas en el cole que no sabe cómo explicar
  • Marcas de golpes

Signos emocionales:

  • Tristeza, decaimiento
  • Se pone nervioso antes de ir al colegio
  • Irritabilidad, ataques de enfado
  • Cambios en la alimentación y el sueño
  • Dolores de cabeza o estómago sin enfermedad aparente

Es importante a su vez detectar los síntomas que pueda manifestar el agresor. Tanto desde casa como desde el colegio será de gran ayuda poder detectar conductas agresivas del niño para evitar problemas mayores. Algunos de los signos que se pueden observar son los siguientes:

  • Conductas desafiantes en casa y con profesores
  • Incumplimiento de las normas
  • Baja autoestima y busca reconocimiento de los demás
  • Recurre a violencia
  • Incapacidad para empatizar
  • Trae a casa material que no es suyo
  • Comportamiento despectivo hacia otros niños

Tipos de bullying

Existe la creencia errónea al hablar de bullying de relacionar el mismo directamente con agresiones físicas. Es sin duda el más fácil de detectar dado que es más evidente y más fácil de identificar. Incluso desde casa los padres tienen mayor facilidad para detectar los signos de maltrato físico frente a otros tipos. Sin embargo, son mucho más comunes otros tipos de bullying, menos obvios a la vista pero más problemáticos para la víctima dado que permiten una mayor prolongación en el tiempo y por tanto un mayor daño emocional en el niño o adolescente.

Es el deber de los profesionales que trabajamos con niños conocer a fondo los diferentes tipos de acoso para así poder estar alerta y detectarlos.

Los diferentes tipos de Bullying que encontramos en los colegios son los siguientes:

  • Bullying psicológico: Es la forma más común de acoso escolar. En este tipo de acoso el agresor tiene conductas hacia la víctima como insultos, amenazas, humillaciones y comentarios despectivos que poco a poco van intimidando, creando indefensión y destruyendo el autoestima de la víctima.
  • Bullying físico: Es menos frecuente que el acoso psicológico. Hace referencia a las conductas agresivas que van dirigidas explícitamente contra el cuerpo o contra propiedades de la víctima y de las cuales esta no se puede defender. Estarían entre ellas conductas como pegar, empujar, patear, robar o romper cosas de la víctima.
  • Bullying social: Este tipo de acoso engloba conductas mediante las cuales los agresores buscan aislar a la víctima, excluirla del grupo a través de extender rumores falsos y tomar medidas para que todos los compañeros o amigos del niño terminen por dejarle de lado. El niño que sufre de este tipo de acoso acabará aislándose incluso de sus amigos sin darse cuenta del proceso.
  • Cyberbullying: Este tipo de acoso es cada vez más frecuente y se está convirtiendo en el más peligroso. Cuando hablamos de cyberbullying hablamos de una conducta agresiva e intencionada que se realiza a través de un dispositivo electrónico sobre una victima con dificultad para defenderse por si misma. Algunas de las conductas agresivas en este tipo de acoso pueden ser mensajes insultantes o amenazantes, actitudes desvalorizantes y humillantes o difusión de información falsa. Para la víctima este tipo de acoso puede ser especialmente grave porque no permite tener un refugio o lugar seguro. La agresión es constante y puede seguir cuando se está en casa o fuera del colegio.

Cómo actuar ante el acoso escolar

Una vez se haya detectado una situación de acoso escolar entre alumnos se deberá avisar inmediatamente a las familias y buscar acompañamiento terapéutico tanto para la victima como para el agresor.

El niño que ha sido victima del maltrato deberá primeramente tener un espacio seguro en terapia en el que poder narrar lo ocurrido, ya que seguramente no haya podido ponerle palabras antes debido al miedo o la vergüenza de la situación. Es fundamental que puedan sentir en el psicólogo una figura de protección con el que hablar libremente y que le proteja ante las agresiones del futuro. Estas situaciones generan en los niños deterioro en el autoestima, problemas emocionales como depresión o ansiedad y sobre todo actitudes pasivas que será importante erradicar para un futuro. A través de la terapia el niño podrá recobrar su autoestima, volver a sentir su capacidad de defensión hacia el entorno y desarrollar habilidades para evitar situaciones como estas en un futuro. En resumen, el psicólogo especialista en bullying trabajará con ellos para dotarles de recursos que les permitan un desarrollo emocionalmente adaptativo y eviten secuelas emocionales que tengan una influencia negativa en su vida.

El acompañamiento de un psicólogo a el niño que haya ejercido el maltrato será fundamental para que este también pueda tener un desarrollo adaptativo como adulto.

Las actitudes agresivas y de acoso suelen ir motivadas por carencias emocionales o afectivas del niño que se manifiesten intentando sobreponer su autoridad para así tapar las mismas. Será por tanto importante un acompañamiento en terapia que ayude a que el niño exprese y trabaje aquello que le está pasando realmente. Se trabajará por tanto también la adquisición de herramientas que le ayuden a lidiar de manera más adaptativa con la tolerancia a la frustración o la tristeza y habilidades sociales que le permitan relacionarse con sus iguales de manera positiva.

La involucración de las familias en las terapias y el trabajo con los padres será un punto de apoyo para la solución del problema. En muchas ocasiones se ha ocultado esta situación o se ha desconocido. Se acompañará, por tanto, a los padres en su proceso de reconocer esta situación y dotarles también a ellos de herramientas para ayudar a sus hijos.

Se sigue buscando la solución para evitar que se den problemas de acoso en el colegio y por tanto se minimice la incidencia entre niños y adolescentes. A día de hoy se considera que la mejor prevención desde los colegios es la implantación de programas de desarrollo socio-emocional con la finalidad de sensibilizar a los niños frente a los demás. Estos programas pueden ser llevados a cabo por psicólogos especialistas en acoso escolar o por profesionales de la escuela formados por psicólogos para esto. Algunas de los objetivos de esta psicoeducación para los niños serían los siguientes:

  • Entrenar en habilidades sociales (escucha activa, dialogo, negociaciones)
  • Entrenar en conducta prosocial (empatía y asertividad)
  • Resolución de conflictos
  • Adquisición de valores como la igualdad o la solidaridad
  • Reforzar educación emocional: trabajo de identificación de las emociones, gestión de las emociones

Nuestro equipo de psicólogos especialistas en bullying en Madrid

Desde nuestro centro contamos con psicólogos infantiles especializados en bullying o acoso escolar dispuestos a acompañar en este proceso tanto a los niños como a los padres. Los psicólogos trabajan tanto en la detección del abuso con familias que igual están empezando a identificar signos de alarma en sus hijos como con situaciones en los que el abuso ya se ha hecho explicito.

Para nosotros es esencial trabajar con los niños la confianza, la motivación, la autovaloración y la confianza en el grupo y en el entorno social.

Trabajamos a través del juego, del dibujo y de dinámicas interactivas haciendo que para ellos sea un espacio agradable y ameno desde el cual poder reforzar de manera positiva su autoestima, fomentar la toma de decisiones, facilitar la expresión de las emociones y la sensación de ser aceptado tal y como soy.

Desde nuestro centro acompañamos a vuestros hijos y vuestras familias para ayudarles a obtener las herramientas necesarias que les permita un desarrollo sano y adaptativo.

A su vez ofrecemos talleres de psicoeducación para colegios en los cuales poder formar a profesionales mediante un programa de desarrollo de habilidades y gestión emocional adaptado para los niños, con el fin de que este se pueda implementar en sus aulas y seguir trabajando juntos sobre la prevención del acoso escolar.

Ahora tu psicólogo para bullying online

Desde nuestro centro ofrecemos la posibilidad de realizar las terapias para bullying online. De esta manera se podrá trabajar tanto con los niños como con las familias, pudiendo ajustar las sesiones a los horarios y situaciones familiares y facilitar que se puedan realizar desde cualquier lugar.

A través de la plataforma online, nuestros psicólogos expertos en bullying o acoso escolar pueden ajustarse a las necesidades de cada familia y permitir que tanto el niño como las familias puedan recibir psicoeducación de la situación y trabajar en ámbitos como el autoestima, la toma de control y la gestión de la situación de la manera más conveniente para ellos.

PODEMOS AYUDARTE

Tratamientos Relacionados

Tratamiento trauma Madrid

En el camino de la vida pasamos etapas que nos hacen creces, madurar y convertirnos en lo que llegamos a ser.

Tratamiento de la depresión

Sabemos lo que es estar deprimido, lo que te cuesta salir de la cama. Te ayudamos a superarlo.

NUESTRO EQUIPO DE EXPERTOS

Especialistas Recomendados